in

Comida Prehispánica: 20 manjares ancestrales que debes probar

La comida prehispánica consta de técnicas únicas y de alimentos tan diversos que ayudaban al crecimiento de los indígenas y al desarrollo de Mesoamérica.

Las recetas de cocina y comida prehispánica nos dejan un gran legado, lo suficiente como para que la cocina mexicana fuese declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en el año 2010 por la UNESCO.

recetas de comida prehispánica

Para entender a grandes rasgos la importancia sobre cocina prehispánica en nuestra cultura tienes que saber un poco de sus antecedentes, y yo estaré encantada de platicártelo.

En primer lugar, sabrás que el maíz es el ingrediente más importante de la gastronomía mexicana.

De hecho su cultivo es de hace 10 mil años atrás y es la base de muchas recetas de cocina prehispánica.

El maíz como protagonista de la comida prehispánica

recetas de comida prehispánica
Maíz prehispánico

Existen muchas teorías que rodean al origen de este importante alimento, una de ellas ya te lo conté en el artículo de los Dioses aztecas, donde se menciona al dios Centéotl como el responsable del nacimiento del maíz.

Mientras tanto, los historiadores comparten otra teoría donde nos hablan que este grano es producto de una domesticación muy especial del cereal Teocintle.

De igual manera nos dan la ubicación exacta de donde se cree que se cultivó por primera vez y parece que según los historiadores, es en el Valle de Tehuacán, Puebla.

Otra teoría dice que el primer registro que se tiene de este alimento es hallado en la caverna Guila Naquitz, en el estado de Oaxaca.

Y existe una más donde cuentan que el dios Quetzalcóatl hizo uso de su sabiduría para extraer de las montañas del Valle de Tehuacán este grano para alimentar a los hombres.

Ciertamente con este alimento los indígenas podían hacer todo tipo de platillo, ya que el maíz cultivado en tierras mexicanas tiene un total de 64 especies.

¡Así es! Si no por nada que ha sido nombrada como la planta sagrada de México para el mundo”

También un chismecito que corre por ahí es que el primer uso que se le da al maíz provoca el surgimiento de las palomitas; así de antigua es esta rica y saludable botana.

Pero eso no es todo, los mexicas llamaban a esta botana momochtli, y como gran parte comida prehispánica, este también tenía un significado más allá que una simple comida.

Durante las festividades de culto se hacían danzas por parte de los jóvenes indígenas, y ellos se colocan una tipo diadema que esta estaba adornada con palomitas.

Complementos importantes de la comida prehispánica

recetas de comida prehispánica

Otros alimentos igual de antiguos e importantes que acompañan a las recetas de cocina prehispánica con maíz son los chiles, jitomates, frijoles, calabazas, hongos, aguacate, insectos, hierbas comestibles, etc.

Al parecer nuestros ancestros se daban tremendos festines, igual los sabores no son muy alejados de nuestra actualidad.

Por otro lado, habrás escuchado la famosa frase de “nada en esta vida es gratis”, déjame decirte que también era aplicada en la época prehispánica

En nuestro país existe un lugar muy grande en donde puedes encontrar alimentos, vestimenta, calzado, artículos para el hogar.

Así como aparatos tecnológicos, juguetes y el grito a todo pulmón de “pásele güerita, ¿qué le damos?” Sé que sabes a quien me estoy refiriendo.

Los famosos y tan queridos tianguis se les conocían como “tianquiztli”, que en náhuatl quiere decir mercado.

También tienen muchos años antigüedad y son otra de las cosas que dejaron maravillados a los españoles.

Asimismo, toman importancia durante el imperio de Moctezuma y su forma de pago era a través del truque.

Por lo que intercambiaban productos por otros y así podían crear su gran diversidad de recetas prehispánicas.

Lo que se encontraba en los tianguis prehispánicos

recetas de comida prehispánica

Pero aparte de alimentos, los indígenas también podían comprar pieles de animales, metales preciosos, aves exóticas, telas de fibra e incluso a los más privilegiados se les podía vender esclavos o sandalias.

También y muy al estilo de nuestros antepasados, se le condenaba directamente a muerte pública a quienes se les sorprendiera robando o haciendo trampas en el truque; se les apedreaba o se les mataba en un asta en el centro del tianguis.

Ciertamente me es imposible no mencionarte sobre el tianguis de Tlatelolco, el más grande de Mesoamérica y ubicado en lo que hoy es la Plaza de las Tres Culturas.

Estaba rodeado de lagos para que los comerciantes y compradores pudieran llegar fácilmente en canoas.

De hecho, a este lugar llegaban muchas materias primas de las culturas del México antiguo, estaba tan bien ordenado y limpio que incluso Hernán Cortés lo describe detalladamente en un informe enviado al Rey de España en 1520, su sorpresa por este lugar era evidente.

Es más, si quieres darte una idea de lo que era este lugar te invito a visitar el Museo Nacional de Antropología e Historia.

En la sala mexica podrás encontrar una maqueta de este icónico tianguis, aquí te dejo un breve video de su restauración de hace algunos años.

MIRA SU FAN PAGE

Ya que te platique un poco sobre la importancia de comida prehispánica, así que ahora pasemos a la parte principal de este artículo, te puedes llegar a sorprender con algunas recetas de cocina prehispánica.

Platillos Mesoamericanos, los más ricos de la comida prehispánica:

  1. Pozole
  2. Tamales
  3. Huitlacoche
  4. Mixiote
  5. Tlacoyos
  6. Quelites
  7. Chapulines
  8. Escamoles
  9. Chinicuil
  10. Memela
  11. Tlatonile
  12. Tikin Xic
  13. Tikinpat
  14. Chileatole
  15. Gusanos de maguey
  16. Amaranto
  17. Barbacoa
  18. Frijoles de la olla
  19. Tequesquite
  20. Sopa Azteca

1. Pozole

Pozole
Comidas ricas mexicanas

Empecemos con el platillo más consumido durante las fechas de celebración de la Independencia de México.

Sé que es el favorito de muchos mexicanos, me incluyo, y espero no cambiar tu gusto después de platicarte su origen, pues es una de las recetas de cocina prehispánica más antigua.

En primer lugar, durante la época prehispánica se comía únicamente en festividades dedicadas al señor degollado, el dios Xipe Tótec y uno de los creadores del primer sol de la cultura azteca.  Ahora, ¿listo para quedarte impactado?

Probablemente no sepas que este platillo tiene temas relacionados al canibalismo, deja te explico.

Durante esas fiestas dedicadas a Xipe Tótec se hacía un sacrificio humano, una vez que la persona moría se desmembraba su cuerpo y partes de él se utilizaban para comer.

Aja, así tal cual lo estás leyendo. Y según la historia, se escogía la parte del muslo específicamente para ofrecérsela al Tlatoani.

Ya que esa parte le daba un sabor diferente y más sabroso al platillo. Afortunadamente eso no lo hemos comprobado.

Más historia del origen del pozole

Igual se dice que utilizaban a prisioneros para elaborar está comida, su lugar de práctica está ubicado en la Zona Arqueológica de Tecoaque, en el estado de Tlaxcala.

De hecho ese nombre se lo da Hernán Cortés y significa “lugar en donde se comen a la gente”

También era mejor conocido como pozolli, que en náhuatl significa espumoso o hervido, y curiosamente también forma parte de la comida mexicana con ingredientes prehispánicos y europeos, te explicaré porqué.

Como resultado de esos abominables actos, los españoles mandan a traer cerdos para sustituir a la carne humana, y son los mismos indígenas quienes dijeron que no había tanta diferencia en sabores. ¿Qué tal?

Es con la carne cerdo o de pollo con que se le consume hoy en día, sé que muchas familias tienen su propia manera de prepararlo.

Recetas de cocina prehispánica: la más famosa

Pero aquí te dejo la receta del tipo de pozole más famoso ¿Cómo se prepara el pozole rojo mexicano? Esto es lo que necesitas:

  • 1 kilo de carne de cerdo
  • Bolsa de maíz pozolero
  • 3/4 cebollas
  • 4 dientes de ajo
  • 50 gramos de chile guajillo
  • 1 cubo de Knor suiza

En una olla express vas a meter la carne, ¼ de cebolla, 1 ajo, sal y agua hasta que cubras todo, la dejas cocer durante 45min.

Una vez fuera la carne la vas a deshebrar y ¡No vayas a tirar ese caldo que se hizo! Pues ahora lo vas a utilizar para cocer el maíz durante 1hra.

Pasando ese tiempo, ahora vas a trasladar el caldo, la carne y el maíz a otra olla para que se terminen de cocer.

Mientras tanto, licua 3 ajos, 1/2 cebolla, chile guajillo y el cubito de knor suiza; la colarás y servirás sobre el caldo.

Déjalo así unos 15 minutos, prueba si no necesita sal y listo. ¡Buen provecho! Y disfruta de esta comida prehispánica.

2. Tamales, de las comidas prehispánicas de México

Tamales

¿Quién no ha comido este manjar como desayuno? Ya sea acompañado con un buen champurrado o como guajolota, esta comida prehispánica es la más variada dentro de este listado.

No exagero con decirte que realmente es el platillo con más variedad que podemos tener, pues se ha registrado un total de 500 recetas nativas de las cuales emergen miles de tipos de preparaciones, y no es de sorprenderse.

Ya que en todos los estados de nuestro país vas a encontrar más de un tamal diferente, igual podemos disfrutar gran parte de ellos el 2 de febrero de cada año.

Ciertamente mejor conocido como el día de la Candelaria, y también en el evento de La Feria Latinoamericana del Tamal.

Su nombre en náhuatl es tamalli y significa envuelto, nuestros ancestros los metían en una olla de barro llamada comitl junto con agua y sal.

También es a base de maíz y podían comerse solos o usaban de relleno chiles, calabazas, pescado o frutas y eran envueltos en hojas de plátano, de maíz o de maguey.

Origen de los tamales

En cambio, para nosotros es muy típico verlos en una que otra esquina, pero durante esa época se cocinaban las recetas de cocina prehispánica exclusivamente para festividades de culto o eran ofrecidos a los guerreros

Las supersticiones son algo que nos caracteriza mucho a los mexicanos, te cuento que son muchos los mitos que rodean a este alimento de origen prehispánico.

Y son nuestros mismos ancestros quienes lo pasaron de voz en voz.

Por ejemplo, si un hombre se comía un tamal que se había pegado a la olla estaba destinado a que sus flechas no dieran en su blanco durante la guerra, y que su esposa presentara problemas durante un parto.

También traería problemas para aquella mujer que se comiera ese tamal, se decía que si estaba embarazada se le podría pegar su hijo ¡Dentro de su panza! Por lo que tendría grandes problemas a la hora de parir.

Dentro de todos los tamales existentes en nuestro país, hay uno de gran popularidad en la CDMX.

¿Cuáles son los tamales oaxaqueños? Son característicos por estar envueltos en una hoja de plátano y con rellenos de pollo o carne de cerdo, los más típicos son el de mole, el de verde y el de dulce.

3. Huitlacoche

Huitlacoche
Gastronomía prehispánica

En realidad lo hemos visto innumerables de veces en puestos de garnachas o en la misma siembra, y estoy segura que muchos de nosotros pasábamos de largo de él porque no nos llamaba la atención.

Primero que nada, te cuento que este alimento es el parásito que crece en el maíz y que después se convierte en hongo comestible.

Tiene el apodo del “dios negro de la cocina mexicana” y también tenía un peculiar significado para los indígenas.

Ya que su nombre se deriva del náhuatl y se divide en excremento y sueño. Lo peculiar está en que los indígenas veían a esta comida prehispánica como el excremento de sus dioses, y si lo veían en sus tierras lo consideraban un regalo o una bendición.

En cambio, aunque muchos no se atrevan a probarlo por su aspecto un tanto no atractivo para la vista.

Pero déjame decirte que es considerado un ingrediente gourmet por muchos chefs mexicanos.

Pues considerar tener un símbolo nacional en sus cocinas, y es la misma cocina nacional quien le da un alto estatus, puesto que somos de los pocos países que consumen este hongo.

En lugares como Estados Unidos, Francia y algunos países de Sudamérica este es considerado una plaga que afecta gravemente a sus milpas.

Beneficios para que te los prepares siguiendo una de las recetas de cocina prehispánica

Es más, para que te animes a probarlo, hacer una de las recetas de cocina prehispánica y para que ya no le hagas el feo cada vez que te lo encuentres, te voy a contar algunos beneficios de esta comida prehispánica mexicana. Vas a querer tener tu propio cultivo.

En muchos lugares lo usan como un tratamiento para quemaduras o rozaduras, es recomendable si eres una persona fit, pues es bajo en grasas y disminuye los niveles de colesterol.  

Si quieres verte joven y bello por más tiempo, sus antioxidantes también cumplen con la función de rejuvenecer.

De igual modo, más allá de todos sus beneficios, considero que todo mexicano tiene que probarlo por lo menos una vez en su vida.

Puedes encontrarlo en quesadillas, tacos, gorditas, huaraches o bien comerlos así sólitos.

Se dice que es recomendable comerlos al poco rato de cortarlos de la milpa, pues su tiempo de conservación es muy limitado.

Sin embargo, existe un secretito que te voy a compartir ¿Cómo hacer para que no amargue el huitlacoche? El método de refrigeración es el más usado, pero las personas que lo traen de otros estados les ponen un poco de bicarbonato para que no amargue y se suavice.

QUIZÁ TE INTERESE: ¿Qué insectos comen los mexicanos?

4. Mixiote

Mixiote

Podemos verlo muy a menudo que se preparan recetas de cocina prehispánica para el mixiote en grandes celebraciones familiares, o por lo menos en mi caso durante los cumpleaños, bautizos, presentaciones y comuniones nunca faltan los mixiotes.

Asimismo, este platillo tiene muchísimos años de antigüedad y su apariencia no ha cambiado del todo. Se cree que es en el sur de la altiplanicie mexicana en donde se origina este rico manjar.

Debido a que es justo en esa ubicación en donde crece el maguey pulquero, igual se toman en cuenta algunos estados del norte.

De igual modo, el mixiote no era exclusivo de la alimentación de los mexicas, también lo comían los mayas y otomíes.

Se nombre es del náhuatl, se divide en maguey y membrana de la penca, también vas a encontrar un sinfín de variedades y cada una de ellas con un sabor único.

Tienes que saber que su nombre se debe a la hoja que se arranca del maguey pulquero, a esta se le rellenaba del alimento que quisieran y se cocía al vapor.

Nuestros ancestros utilizaban de relleno carnes de borrego y cordero, y obviamente no podía faltar el picante, así que bañaban esas carnes con una salsa de chiles.

Con el tiempo el tipo de relleno ha ido evolucionando, ahora puedes encontrar desde pollo a iguana o ardillas.

También la técnica para prepararlo cambió un poco, aunque en muchos lugares aún puedes verlos envueltos de la hoja de maguey.

En realidad hoy en día es muy típico verlos con papel aluminio, un papel específico para mixiotes o en hoja santa, está última la trajeron los españoles.

Recetas de cocina prehispánica

Si levante tu apetito, te dejo una de las recetas de cocina prehispánica más fáciles de hacer ¿Cómo se preparan los mixiotes de puerco? La siguiente receta es para 4 porciones y vas a necesitar lo siguiente:

  • 6 chiles guajillos hidratados
  • 2 chiles anchos hidratados
  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Rajita de canela
  • Cucharadita de canela
  • 1 pizca de comino
  • 4 jitomates troceados
  • Cucharadas de aceite
  • 1 kg de carne de cerdo en trozos
  • 4 hojas de polipapel para mixiote

Primero vas a desvenar los chiles, después los vas a licuar junto con la cebolla, el ajo, la canela, orégano, comino, los 4 jitomates y un chorrito de aceite.

Con esta salsa vas a marinar los trozos de la carne de cerdo mínimo unas tres horas.

Después divides la salsa de manera que te quede lo suficiente para llenar las 4 hojas polipapel, agregas la carne y posteriormente las vas a cerrar con mucho cuidado.

Ahora que las tienes en forma de bolsita, las vas a meter a una vaporera y dejarás que se cuezan unas tres horas.

Esta comida prehispánica también puedes acompañarla con unos nopalitos. Así que cuando la hagas, me dices que tal queda una de las recetas de cocina prehispánica más rápidas de hacer.

5. Tlacoyos

recetas de cocina prehispanica
Platillo prehispánico a base de maíz

No podía dejar pasar a uno de los alimentos prehispánicos más populares que tiene nuestro país, y que gracias a él se derivaron otros platillos que han hecho grande a nuestra gastronomía.

Los derivados a los cuales me refiero son el sope, la gordita y el huarache. Si no por nada lo llaman “el padre de todos los alimentos derivados del maíz”, le estamos eternamente agradecidos.

Puede que este alimento es exclusivamente de la cultura azteca, pero también se le relacionan la cultura olmeca y maya.

Entonces, este alimento es mucho más antiguo de lo que te puedes imaginar, ya que la cultura olmeca es considerada la cultura madre.

Probablemente es el único manjar que no ha cambiado nada desde entonces, pues su nombre en náhuatl significa tortilla azul.

Y nuestros ancestros los rellenaban de frijoles o alguna otra legumbre, por ejemplo, tiempo después usaron las habas que trajeron los españoles.

Los tlacoyos también tenían una función primordial en la época prehispánica; alimentaban a los indígenas que viajaban tantos kilómetros por mucho tiempo.

También se les acompañaba con pulque y eran guardados en un objeto llamado itacate. ¿Sabes qué es esto?

El origen del itacate

El itacate es una especie de mochila que utilizaba la cultura nahua para guardar sus alimentos cuando trabajaban.

Pero en la actualidad puedes llegar a escuchar a alguien decir durante una reunión “¿Me vas a dar mi itacate?”

Es una forma humorística de decir que si le vas a dar comida para llevar a ese invitado, una forma creativa de conservar nuestra cultura.

De igual modo en algunos lugares se les llama itacate a la comida que le ponen las esposas a sus esposas para que coman durante su descanso.

Mientras tanto, se dice que el tlacoyo era un alimento estrella en el tianguis de Tlatelolco, ese enorme e icónico lugar del que te hable al principio.

Existen algunos relatos que cuentan que es en ese tianguis donde los españoles se enamoran de esta comida prehispánica.

Comiéndolo no corres el riego de romper la dieta, pues es muy saludable en proteínas y carbohidratos.

Y si eres de la Ciudad de México puedes considerarte afortunado, pues son muchos los puestos de las esquinas que venden tlacoyitos.  

Pero para ser más específica y que tú puedas comer tlacoyos de calidad ¿Dónde se comen los tlacoyos? Son más frecuentes en los estados centro del país, pero existe un restaurante en Primavera #56 Santa Fe, CDMX llamado “Tlacoyos Lucy”, son altamente recomendados.

El canal de YouTube de La Ruta de la Garnacha nos plasma que tan solicitados y famosos son los tlacoyos en ese lugar. Aquí te dejo su video.

6. Quelites

Comida prehispánica, quelites recetas de cocina prehispanica

Para muchos este alimento es un completo desconocido, así que primero te lo presentare ¿Qué es el quelite? Es básicamente una hierba comestible, es muy conocido y alagado por muchos expertos por ser altamente efectivo en la salud de las personas.

Asimismo, viene del náhuatl y significa planta tierna comestible o verdura. Es de gran importancia en México, tanto para los campesinos como para los consumidores.

Me atrevo a expresar que estoy segura que los has comido más de una vez e incluso has preparado algunas recetas de cocina prehispánica con este ingrediente y no sabías como se llamaban, te digo más abajo los más populares.

Mientras tanto,  si nos vamos mucho tiempo atrás, en el códice Florentino de Fray Bernardino de Sahagún escrito en el siglo XVI.

Se registraron un total de 100 tipos de quelites, toda esa información se recabo de relatos contados de personas indígenas ya mayores.

En ese mismo escrito se detalla que nuestros antepasados comían los quelites de manera cruda o cocida.

Pues era muy fácil acceder a ellos y eso lo aprovechaban al máximo; incluso me atrevo a decir que este alimento es el más antiguo de este listado.

Porque ya se ha confirmado que esta planta es cultivada hace miles de años, muchísimo antes de que las primeras culturas se asentaran en América.

Ya que su método para hacerla crecer es muy sencillo y se le pudieron encontrar diversas maneras para poder consumirla.

 Hoy en día, los responsables de seguir cultivando este alimento tan importante para la cocina prehispánica mexicana son en su mayoría grupos étnicos. Por ejemplo, los zapotecos han liderado por mucho tiempo la siembra de chepiles.

Beneficios de los quelites para que te animes a hacer unas recetas de cocina prehispánica con ellos

Las etnias localizadas en el centro de nuestro país se dedican al cultivo del alache, una bonita flor que se puede comer en caldos y preparar con alguna de las recetas de comida prehispánica.

Y ojo, es muy recomendable para las personas con diabetes, pues tiene una sustancia que permite que el azúcar se absorba lentamente.

Y otro quelite muy famoso es la chaya, lo encontramos en el estado de Yucatán y es un arbusto que ya desde la época prehispánica era domesticado por los mayas.

Normalmente sólo se cultivan en huertos familiares, esto para tenerlo bien cuidado.

Como te dije, tú de seguro has comido quelites y no estabas enterado. Déjame platicarte que las verdolagas, los romeritos y la flor de calabaza pertenecen al mismo grupo de hierbas comestibles.

Nuestro país orgullosamente tiene 500 tipos de quelites, puedes encontrarlos fácilmente en los mercados y tianguis, y si tienes la oportunidad, cómprales a los campesinos.

Ellos vienen de muy lejos para ofrecerte sus mejores productos de sus mismos cultivos.

7. Chapulines, una botanita de la comida prehispánica imperdible

Comida prehispánica, chapulines, recetas de cocina prehispanica

Si hay algo que caracteriza a nuestra gastronomía es la entomofagía, esto se refiere a la práctica de consumir insectos como algo habitual. Dentro de esa rama este insecto saltarín es de los más sonados y consumidos.

En primer lugar, te voy a platicar sus inicios como alimento en la época prehispánica.

La historia nos dice que los aztecas, antes de llegar a Tenochtitlán, tuvieron que habitar un tiempo en el cerro de Chapultepec.

El nombre de tan famoso cerro se debe a que estaba infestado de chapulines, algunos historiadores también lo llaman “cerro con forma de chapulín”.

Sin embargo, nuestros ancestros decidieron que en lugar de eliminarlos podían usarlos para su beneficio.

Así que deciden comérselos; la receta prehispánica dice que les quitaban sus extremidades, los cocían en agua hirviendo y finalmente los tostaban en un comal bajo los rayos del sol.  

La técnica del comal es algo que sigue hasta el día de hoy, muy recomendable.

Mientras tanto, los chapulines también tienen su significado en náhuatl: “insecto que brinca como pelota de hule”.

Del mismo modo que el huitlacoche, este alimento es considerado símbolo nacional para los chef más prestigiosos de México.

Igualmente este animalito es un gran motor del turismo gastronómico, pues son muchos los turistas extranjeros quienes se atreven a probarlo para saciar su curiosidad durante su visita en nuestro país.

Nutrientes del chapulín

Nuestros ancestros no tenían idea de que estaban consumiendo una gran fuente de proteínas, los expertos han dicho que las carnes como la res, el cerdo y el pollo pueden ser sustituidas por el chapulín.

Ya que con 800gr de este estás obteniendo entre un 50% más de nutrientes.

Eso sí, mucho cuidado porque son específicos los chapulines que pueden comerse ¿Cuáles son los chapulines comestibles? Es el chapulín de milpa, este lo encontramos en los estados de Puebla, Chiapas, Oaxaca y Tlaxcala

Un platillo muy famoso que se hace justamente con este ingrediente es la salsa de chapulines, es muy sencilla y te enseñaré a prepararla con una de las recetas de cocina prehispánica más ricas. Esto es lo que necesitas:

  • 1 taza de chapulines
  • 10 chiles de árbol seco
  • ¼ cebolla
  • 1 diente de ajo
  • ½ taza de aceite

Primero vas a freír en aceite los chiles, el ajo y la cebolla. Una vez hecho eso, lo vas a meter a licuar junto con los chapulines.

Finalmente puedes servirla agregándole unos chapulines enteros, esto para que tenga toques crujientes. Listo, así de fácil y sencillo.

8. Escamoles

escamoles, recetas de cocina prehispanica
Guisos mexicanos tradicionales

Continuando con la comida prehispánica te digo que si te provoca nervios comer chapulines por el hecho de ser insectos, entonces será muy difícil convencerte para que pruebes este alimento.

Igual lo intentaré y espero tener suerte, no por nada nuestros ancestros le dedicaban danzas a este manjar.

Antes que nada, los escamoles son los huevos de la hormiga güijera, leíste bien, este alimento es tal cual una larva. Su nombre se deriva del náhuatl, se divide en hormiga y salsa o guiso.

Para los que somos de ciudad, la gran mayoría no conocemos más allá de lo que nos muestran los puestos de garnachas.

Por lo que te contaré un poco de la extracción de este singular alimento y afortunadamente lo puedo hacer de manera muy personal.

Debido a que mi madre de niña se alimentó de los manjares que la tierra le daba y que su misma familia cosechaba, ella creció en un cerro en el municipio de Chapantongo, Hidalgo. Y si, uno de esos manjares eran los escamoles.

Entre los meses de abril y mayo mi abuelo se la pasaba buscando esos nidos, ¿por qué solo esos meses? porque las hormigas güijeras ponen sus huevos una vez al año y justo en esas temporadas. Y déjame decirte que no era nada sencillo.

Ya que esos nidos se encuentran debajo de la tierra, específicamente debajo de la planta del maguey.

El trabajo de los escamoleros

Los escamoleros, quienes se dedican profesionalmente a la extracción, comercio y venta de los escamoles, les construyen sus nidos de manera que sea más fácil encontrarlos.

Una vez encontrado se escarba hasta llegar a los huevecillos, las hormigas pueden morderte muchas veces o correr el riesgo de que se te suban a todo el cuerpo.

Mi abuelo ya estaba acostumbrado, pero si le pasa a alguien que no lo está, se dice que le puede dar temperatura.

Para extraer los escamoles se utiliza una hoja de maguey o la misma mano, se van recolectando en algún recipiente y una vez acabado se tiene que tratar de dejar el nido como estaba, pues si los rayos del sol dan directamente a las hormigas pueden matarlas.

Finalmente se limpian con pura agua de manera que ya no tengan nada de tierra, las hormigas que se quedaron se ahogan y basta quitarlas con la mano.

Mi abuelita los freía con mantequilla y los servía con salsa verde junto con unas tortillas hechas a mano. Sin duda una de las recetas de cocina prehispánica deliciosa.

Y si te surgió la duda de ¿Qué sabor tienen los escamoles? Mi mamá lo relaciona mucho con el sabor de un filete de pescado.

Tendrás que comprobarlo por ti mismo y si realmente es merecedor del apodo “caviar mexicano”.

9. Chinicuil

Chinicuil, recetas de cocina prehispanica

Ahora pasemos al apodado “caviar de los dioses”, o mejor conocido como el gusano rojo del maguey.

Esto le hace honor a su significado en náhuatl de gusano colorado y es una de las comidas prehispánicas líderes en la entomofagia.

Al igual que los escamoles, este gusano también tiene su propio proceso para poderse recolectar. En los estados de Hidalgo, Oaxaca, Tlaxcala y Estado de México es donde se hacen los procesos de extracción.

Al comienzo con ayuda de una barreta (una herramienta especial para cavar) la persona elige la planta del maguey de su elección y la arranca desde la raíz.

Dado que el gusano colorado se forma en la raíces de esta planta y es muy común que llegues a verlos en el aguamiel.

Características

Igualmente se le considera un animal muy limpio porque se alimenta directamente del maguey.

Y son los mismos campesinos quienes cuidan esta planta para que crezca de manera favorable y pueda dar buenos alimentos.

Incluso aseguran que tiene un olor único, personas dedicadas a la extracción de este gusanito conocen perfectamente la expresión “huele a gusano de maguey”, y este no nada desagradable; pues se dice que se asocia a la esencia de un jabón.

Mientras tanto, en la cocina prehispánica mexicana era común lavarlos, asarlos en el comal y posteriormente molerlos en el molcajete junto con algunos chiles.

Esta es una de las recetas de cocina prehispánica más conocida porque así formaban la “sal de gusano o de chinicuil”.

Para que pudieran comerlos sin perder su forma, los asaban con sal y así los dejaban hasta tostarse y agarrar un color rojizo.

Después de este proceso era típico que se los pusieran como collares, por si se les antoja hacerse su sal de gusano y tuvieran todo a la mano.

La gran mayoría de los alimentos que vienen de la tierra tienen ciertos meses en los que podemos verlos con más frecuencia.

Así que ¿Cuál es la temporada de Chinicuiles? Va de mayo a octubre, pero en si puedes encontrarlos durante todo el año. 

Recetas de cocina prehispánica: salsa de chinicuil

Aquí te dejo la receta de una salsa de chinicuil, nos la comparte una chica que la ha heredado de generación en generación en su familia. Además de que es muy parecida a la receta original de nuestros ancestros.

  • 4 jitomates grandes
  • Puñado chile de árbol seco
  • Diente ajo
  • Trozo cebolla
  • Pizca sal
  • Chorrito de pulque (opcional)
  • 1 puñado chinicuiles

Pon a asar en el comal los chiles, jitomates, ajo, cebolla y los chinicuiles; retírale la cáscara a los jitomates y ahora en el molcajete machacaras cebolla, ajo y sal.

Después agrega lo que asaste en el comal y agrega tu chorrito de pulque. Todo tiene que estar perfectamente triturado.

Ahora si a disfrutar de este manjar que la comida prehispánica te ofrece. ¿Tu conoces algunas otras recetas de cocina prehispánica?

10. Memela

Memela

Regresando a los platillos de maíz prehispánicos, aquí tenemos uno muy querido por los estados de Puebla y Veracruz, y que llega a confundirse mucho con el sope o el huarache.

Ya que esos tres antojitos se parecen mucho en cuanto a la forma de la tortilla. Pero lo que hace diferente a la memela es que se le pone si o si dos salsas

En una mitad verde y la otra mitad roja, y aunque lleva relleno de frijoles su masa tiene que quedar muy delgadita.

Se dice que su nombre se lo dio Cortés, ¿Cómo se dice Memela en náhuatl? tlaxcalmimilli, que quiere decir tortilla grande o alargada.

De hecho en los mismos escritos del siglo XVI de fray Bernardino de Sahagún, describe este platillo como parte de la cultura chichimeca.

También describe que en la  época prehispánica se servía con chiles, lo que nos lleva a deducir que es el que se sustituyó por las dos salsas.

¿Quién fue Bernardino de Sahagún?

Durante tus clases de historia has de haber escuchado muy seguido el nombre de aquel fraile, pero ¿recuerdas quién era?

Probablemente no, así que te refrescare un poco la memoria. Bernardino de Sahagún llegó en 1530 a una ya caída Tenochtitlán.

Y aunque su labor era evangelizar a los indígenas, déjame decirte que él no iba a estar dedicado originalmente a la iglesia.

Estudió filosofía, historia y teología en España, específicamente en la Universidad de Salamanca.

Sabemos muchas cosas de la época prehispánica gracias a este hombre, pues durante casi 30 se encargó de relatar e ilustrar la vida de nuestros ancestros.

A ese conjunto de relatos se le conoce como Historia General de las Cosas de la Nueva España o Códice Florentino; fray Bernardino tuvo que aprender el náhuatl para poder escribirlo y que al mismo tiempo la lengua del latín pudiera comprenderlo.

Si no fuera por sus escritos o por todos los referentes a este libro, desconoceríamos por completo el significado de muchas palabras que los indígenas dejaron como legado.

Sólo existen 3 copias originales, una de ellas se encuentra en Florencia, Italia.

De vuelta al tema de las memelas, son muy queridas en el estado de Puebla porque hay toda una feria dedicada a ellas, La Feria de la Memela inició en el año 2012 y un total de 70 puestos se distribuyen en todo el evento para dar a conocer a este rico platillo.

Por parte de Veracruz, el estado jarocho hace las famosas Memelas Panteoneras, son muy típicas del pueblo mágico de Orizaba y son muy solicitadas, especialmente por los turistas extranjeros.

11. Tlatonile, un manjar de la comida prehispánica que debes probar

Tlatonile
Gastronomía prehispánica de México

Aparte de tener ese gran sabor tan característico de nuestra gastronomía, la función que tiene desde la época prehispánica es la que más llama la atención.

Este platillo es tal cual un mole, lo podemos ver como una comida servida en un día normal o, aquí es donde viene la función especial, es preparado y ofrecido por la madre del novio en las bodas.

Ya que la tradición dice que este mole tiene que ser comido antes de que los novios se digan el “si acepto”, esto con el objetivo de desearles buena suerte en su matrimonio.

Sin embargo, actualmente son contados los lugares que han continuado con esta tradición.

La región de Huatusco ubicada en el estado de Veracruz es probablemente la mejor conocedora en este platillo y de las recetas de cocina prehispánica.

Pues el Tlatonile se sigue haciendo para las bodas e incluso, son muchos los locales en donde podrás ver que esta comida prehispánica como la principal.

Puede que el motivo de su éxito en ese lugar en específico es porque cultivan el chile comapeño, este ingrediente es la base del mole prehispánico del que te estoy hablando.

Desgraciadamente la siembra de ese chile está en riesgo de ser detenida, ya que su precio es considerado alto y los pobladores han decidido sustituir este ingrediente por un chile extranjero.

Amigos, recuerden que ayudamos a nuestros campesinos consumiendo lo local.

Recetas de cocina prehispánica: Tlatonile

Mientras tanto, te voy a dar las recetas de cocina prehispánica con ingredientes que puedes encontrar fácilmente en el mercado. ¿Cómo se hace el Tlatonile? Es para 10 porciones y esto es lo que necesitas:

  • 200 gramos Semillas de pipián
  • 1/4 taza aceite de oliva
  • Chile ancho
  • 2 piezas chile guajillo
  • Dientes de ajo
  • 3 ramas de epazote
  • 200 gramos ejotes
  • 50 gramos cacahuates tostados
  • 100 gramos ajonjolí
  • 10 piezas de pollo cocidas
  • 3 tazas de caldo de pollo

Primero tuesta las semillas de pipián y de ajonjolí hasta que se doren, si tienes un comal mucho mejor. Después en un sartén con aceite fríe los chiles, tomates, cebolla, ajos y la canela.

Una vez hecho eso, licua junto con las semillas anteriores y también agrega los cacahuates.

Ahora echa esa mezcla en un sartén con aceite de oliva y agrega el epazote, el caldo de pollo y los ejotes.

Caliéntalo unos 10 minutos a fuego bajo y muévelo constantemente para que no se te pegue.

Agrega el pollo y calienta unos 5 minutos más, sazónalo con sal y listo. Puedes acompañarlo con arroz blanco o con frijoles. Provechito.

12. Tikin Xic

Tikin Xic

Este platillo no cuenta con tanta referencia de la época prehispánica, pero por sus ingredientes y por la zona es la que se hace y vende.

Y te aseguro que esta delicia es de la cultura maya y por lo tanto considerada comida prehispánica.

Es parte del estado de Yucatán y es llamado la barbacoa maya o el pescado pibil, su nombre viene del maya y significa aleta de pescado.

Como podrás notar, el platillo tiene un muy buen aspecto, no por nada deja encantado a turistas nacionales como internacionales.

Asimismo, este manjar tiene un ingrediente que tal vez muchos no sabíamos que es cultivado en nuestro país, específicamente en las tierras de Yucatán; estoy hablando de la naranja agría.

Ya que el estado yucateco cuenta con muchas plantaciones de árboles que dan este fruto, y aunque es originario de Asia, la planta tiene una gran facilidad para adaptarse a cualquier tipo de suelo. Así que tomaron esa oportunidad y por ello ese fruto es esencial en su cocina.

Conoce las recetas de cocina prehispánica para chuparte los dedos

Su preparación es un tanto larga y puede tomarte mucho de tu tiempo, pero te aseguro que valdrá la pena probar una de las recetas de cocina prehispánica.

Así que ¿Cómo se prepara el Tikin Xic? La siguiente receta es para aproximadamente 8 personas, esto es lo que necesitas:

  • 2 kilos de filete de pescado mero
  • Sal y pimienta al gusto
  • Dientes de ajo
  • 4 limones
  • 150 gramos de achiote
  • 5 naranjas agrias
  • 1 hoja de plátano
  • 200 gramos de cebolla en polvo, en rajas
  • 200 gramos de jitomate, en rajas
  • 100 gramos de chile dulce, en rajas
  • 4 ramitas de epazote
  • 150 gramos de manteca de cerdo, o aceite vegetal

En primer lugar y muy importante, limpia perfectamente bien los filetes, después en un recipiente mezcla jugo de limón con sal, pimienta y ajo, a ella vas a pasar los filetes y ahí vas a dejarlos unos minutos.

Posteriormente vas a disolver el jugo de naranja en la pasta del achiote, evita que quede una sustancia muy aguada.

Ahora vas a pasar los filetes a esta pasta y los vas a marinar, déjalos reposar por una hora.

Mientras eso sucede, vas a lavar una hoja de plátano y después la pasarás por la estufa a fuego lento, esto es para que pueda ser más manejable.

Luego la dejas reposar un rato y ahora sí, las vas a llenar con tu pescado.

Pero antes de cerrarla también le vas a agregar el tomate, cebolla, chile dulce, epazote y  unas dos cucharaditas de manteca o aceite.

Envuélvelo muy bien con papel aluminio y hornéalo unos 45 minutos. Dime en los comentarios qué tal te quedo, estoy segura que es una de las recetas de cocina prehispánica que te encantara.

13. Tikinpat

Comida prehispánica

También del estado de Yucatán, esta comida prehispánica sirve como relleno a otros platillos igual de emblemáticos de la península, por ejemplo, los panuchos o empanadas.

El relleno consiste básicamente en pescado de cazón, este pez se puede encontrar fácilmente en el océano atlántico y son muchos los platillos que se pueden hacer con este animal marino.

Su nombre es maya y quiere decir guiso con cazón seco, hidratado o salado.

Puede que ya te hayas dado cuenta que la alimentación base de las culturas del centro y del sur son muy diferentes.

Pues en el centro podemos ver muchos ingredientes sacados de la tierra, a comparación del sur, que tienen muchos alimentos del mar o ingredientes tropicales.

Evidentemente su ubicación tiene mucho que ver, por ello la cultura maya también creo sus técnicas de recolección de alimento que son dignas de contarse.

Así que voy a contarte brevemente sobre su genial creatividad e inteligencia.

Métodos de recolección de alimentos

En el año 2015, el arqueólogo Fernando Cortés de Brasdefer del Instituto Nacional de Antropología e Historia, hizo público una serie de descubrimientos sobre el método de pesca de los mayas en la bahía de Chetumal.

En primer lugar y antes de pasar a los descubrimientos, tienes que saber que durante la época prehispánica la bahía de Chetumal era realmente una laguna.

Y por esto tenía agua dulce, pero los años y la misma naturaleza provocaron que ingresara agua salada del mar.

Una vez explicado esto, el arqueólogo encontró un muelle debajo de la bahía, y no solo esto, ese muelle apunta en unas de sus direcciones a una caleta que tiene una línea de piedra, que se cree que los mismos mayas construyeron.

Interpretaron que los mayas dirigían a los peces a esa caleta para que se les hiciera más sencillo atraparlos.

Otro descubrimiento es una construcción piramidal a unos dos metros de profundidad debajo del agua, así es, justo debajo de la bahía.

Con ese hallazgo nació otro estudio para que nos pueda decir si los mayas practicaban buceo, pues la base de la edificación está enterrada a ocho metros de profundidad.

Fernando cree que esta pirámide les sirvió como brújula, para que supieran en dónde estaban ubicados.

Todos esos descubrimientos concluyen que los mayas primero estudiaban la zona para después implementar sus sistemas de pesca.

Y regresando al platillo principal ¿Dónde se come el Tikinpat? En Yucatán y Quintana Roo es donde puedes degustar este rico manjar.

14. Chileatole, para tiempos de frio esta comida prehispánica es perfecta

Chileatole, comida prehispánica

Los lugares que hacen este rico manjar dicen que es ideal para quitar el frío, pues se sirve muy caliente y además es un tanto picoso.

Su nombre viene del náhuatl y significa atole de chile. Por lo que nuestros antepasados preparaban este alimento como una bebida.

Estaba conformada vainilla, cacao y chile; en muchos lugares aún conservan está receta original y difunden los beneficios que aporta, por ejemplo, proteínas y vitaminas.

En cambio, el chileatole que más se conoce hoy en día se hace con masa de maíz, elote, epazote, cebolla y chile.

Ciertamente estos son sus ingredientes principales, pero cada región le agrega otros más dependiendo el gusto o las costumbre.

Se tiene registro de que se originó en el estado de Tlaxcala, aunque también se dice que es en realidad en Puebla.

De todos modos el platillo es muy típico de esos dos estados, igual puedes encontrarlo en Veracruz y Guerrero.

¿Dónde probarlo?

Si aún no lo has probado la feria que le hace el estado de Tlaxcala te está esperando, se hace en el municipio de Tepetitla de Lardizábal.

Durante los primeros cinco días de septiembre, y además de probar las diferentes variedades, encontrarás otras actividades para divertirte.

También hay algunos escritos que cuentan lo maravillado que estaba Hernán Cortés con este platillo.

En las cartas que mandaba al rey de España le platicaba los beneficios que aportaba al consumir, él resalta que el Chileatole le daba energía.

Es muy fácil de preparar, ¿Cómo se hace el chileatole? Hay gran variedad de recetas de cocina prehispánica pero la que te voy a dar es la que prepara Tlaxcala y puedes prepararla para un evento especial, ya que es para un aproximado de 20 personas.

  • 30 elotes tiernos desgranados
  • 5 elotes tiernos cortados en trozos
  • 1 kilo de masa
  • Sal al gusto
  • 7 litros de agua
  • 10 hojas de chayote
  • Hojas de calabaza
  • 1 ramita grande de epazote
  • 10 chiles serranos

En primer lugar vas a necesitar una olla muy grande, en esta vas a meter los elotes junto con el agua y tu sal al gusto.

Después vas la masa disuelta en agua  y la dejaras cocer a fuego bajo durante una hora.

Antes de retirarlo del fuego vas a agregar el resto de tus ingredientes, ojo, los chiles tienes que agregarlos ya licuados con agua, probarás lo de tu olla para ver cómo anda de sal y listo.

15. Gusanos de maguey

Gusanos de maguey
Alimentos prehispánicos que aun se consumen

Volviendo a tocar el tema de la entomofagia, este gusano es muy emblemático de nuestra gastronomía, incluso muy exclusivo, ya que son muchas las personas que han expresado que este manjar es muy caro.

No te me vayas a confundir, el gusano de maguey es diferente al chinicuil, ambos nacen y se extraen del maguey, pero la diferencia radica en que el gusano de maguey crece en la penca.

Es decir, en la hoja de la planta, además de que es más grande y de mayor peso.

También es conocido como el gusano blanco y al igual que el gusano colorado, nuestros antepasados también hacían sal con él o los echaban vivos al comal para poder tostarlos.

Mientras tanto, este gusanito lo vas a encontrar en aproximadamente en $120 cada uno, pero muchas personas no saben que la elección de este costo tiene sus razones.  

Primero que nada, este animal no se encuentra disponible todo el año, lo que quiere decir que se encuentra por temporadas.

Específicamente después de las lluvias, entre los meses de junio a octubre. Durante ese tiempo los campesino de la pasan buscando maguey por maguey y penca por penca.

Ya que con mucha suerte encuentran unos 6 gusanos, y eso si están en buen estado.

Ciclo del maguey

Para localizarlo, en la penca tiene que verse como un agujero con un borde blanco, una vez encontrado, la persona usa una herramienta o su misma mano sacarlo.

Y otra cosa igual de importante para decidir su precio es que la planta muere, así es, una que vez que el gusano es extraído de la penca, la planta muere casi inmediatamente.

Así que es todo un proceso volver a esperar a crezca y aún más tardado a que los gusanos nazcan.

Ahora, si eres conocedor de las bebidas tradicionales de nuestro país te habrás dado cuenta que me falta tocar un tema importante.

¿Cuál es la función del gusano en el mezcal? Te platicaré brevemente sobre esta creatividad tan única de México.

La propuesta nace para hacerle competencia al tequila, hacer algo para que voltearan a ver al mezcal.

Es en los años 40’s cuando Jacobo Lozano Páez decide dejar su carrera de artista para enfocarse en la licorería.

Junto a su esposa decide empezar a producir mezcal en el estado de Oaxaca, y por un accidente descubre que el gusano de maguey le daba un sabor diferente a sus botellas, además de un valor único.

16. Amaranto

De entre tantos platillos e ingredientes salados y picosos, aquí tenemos un cereal que le da un toque dulce a la comida prehispánica.  Muy amado entre la cultura azteca.

Ya que es una planta que soporta las sequías, así que cuando en las tierras prehispánicas caía una fuerte ola de calor, se alimentaban del amaranto.

Esto para los indígenas representaba una gran fuerza interna, por lo que los guerreros la comían constantemente.

Por esto podemos tomarle el mismo nivel de importancia que tienen el frijol, la calabaza o el maíz.

Mientras tanto, los antepasados usaban este cereal para uno de sus rituales más importantes; lo utilizaban para representar a sus dioses y posteriormente se los comían.

Cuando te digo representar, es porque literalmente creaban las figuras de sus dioses con este alimento, como si hicieran arte con amaranto.

Para hacer esto posible, pegaban el huautli (nombre del amaranto en náhuatl) con miel de la planta del maguey

Tal vez aquí tenemos el antecedente más claro del origen de la alegría, pero con ahora sus ingredientes son diferentes.

 La actual tiene miel, jarabe y piloncillo; este típico dulce es muy producido en Xochimilco, en la Ciudad de México.

Mitos del amaranto

Relacionado al tema de los dioses, existe otro mito donde se dice que este cereal estaba ligado a los sacrificios ofrecidos a Huitzilopochtli, más específico, mezclaban este cereal con la sangre de la persona sacrificada.

En cambio, estuvimos a punto de no conocer este rico alimento. Hernán Cortés al ver que los indígenas utilizaban el amaranto para rendirles, de alguna manera, tributo a sus dioses, ordenó que pararan los cultivos inmediatamente.

Esta orden la siguieron hasta la época de La Nueva España, pues la evangelización a los indígenas estaba en su mero auge y era casi imposible que volvieran a revivir la planta.

Afortunadamente hoy en día podemos comprar una alegría en cualquier estación del metro.

Siguiendo con la línea de la buena alimentación en alimentos de origen prehispánico ¿Qué beneficios tiene el amaranto para la salud? Funciona como un anti inflamatorio para nuestro cuerpo y es alto en fibra y proteína

Como un dato curioso, la NASA da constantemente amaranto a sus astronautas en su dieta, esto para ayudarles a digerir fácilmente y que al mismo tiempo los nutriera muy bien.

17. Barbacoa, una delicia de la comida prehispánica

recetas de comida prehispánica

Uno de los platillos prehispánicos más legendarios y que hoy en día sigue utilizando la misma técnica de cocimiento.

Incluso se recomienda que es mejor continuar haciéndolo a la antigua, para que nunca pierda su sabor.

En primer lugar, sé que este delicioso platillo lo conocemos por tener como ingrediente principal a un borrego.

Pero déjame decirte que este animal no es originario de nuestro país, son los españoles quienes lo traen y son los mismos quienes lo imponen en la barbacoa.

Los animales que usaban nuestros antepasados eran ardilla, armadillos, igualas, guajolotes, conejos y venados. Y la técnica que te mencione es muy famosa a nivel nacional e internacional.

Porque consiste en cocer la carne de manera lenta sin que toque directamente el fuego ¿Cómo se hace eso?

El secreto está en un hoyo cavado bajo tierra, envuelven la carne en pencas de maguey y así se deja cocer durante unos minutos.

Proceso

Esas pencas se pueden quemar un poco previamente para que sea más sencillo doblarlas, igual estas pueden ser sustituidas por hojas de plátano, por tule o por un petate muy limpio; esto cambia dependiendo del lugar o los recursos.

En cambio, recordarás que te hable un poco del lugar en donde creció mi mamá, en esa casa ubicada en el cerro se tiene uno de sus hoyos justo a un lado. Allá se les dice hornos de piedra y es típico hacer barbacoa cuando hay visitas.

Hay personas que le echan mezcal o alguna salsa a su carne antes de envolverla y comenzarla a cocinar.

En mi familia, ya una vez terminada de cocerse, la acompañamos con tortillas hechas a mano y un consomé; muy parecido a como la venden en la ciudad.

No vayamos a confundirnos, el nombre de barbacoa no es mexicano, la técnica que te acabo de explicar si lo es y por eso es muy famosa.

Pero en si la idea como general o el nombre se le debe a los taínos, un pueblo perteneciente a las Islas del Caribe.

Entremos en un dilema ¿Cuál es la mejor barbacoa de México? Yo siempre defenderé la del estado de Hidalgo, pero hay quienes prefieren la del estado de México, Oaxaca o incluso la de Chihuahua.

18. Frijoles de la olla

Frijoles

En la comida prehispánica si o si tienen que estar presentes los frijoles, pues eran una de las bases de sus alimentos, e incluso podemos ver hoy en día su gran importancia en el país.

Forma parte de la trilogía divina de la gastronomía nacional, esta se compone del maíz, el chile y obviamente el frijol.

Se cree que la primera especie nació en Perú y de ahí toda Mesoamérica lo adopto.

Asimismo, tiene un registro de hace casi 8,000 años de nacimiento y por si no lo sabías, es una leguminosa.

Viene de una vaina ya en estado maduro y también lo utilizaban en cultos relacionados a la fertilidad. Mientras tanto, su modo de preparación no está nada alejado ha como lo conocemos actualmente.

En una olla de barro metían los frijoles junto con agua y sal, dejaban que se cocieran y si querían ponerle un poco de sabor les agregaban epazote o cebolla.

Nos hemos dado cuenta de la importancia de los utensilios de barro para nuestros antepasados, así que te platicare un poco sobre el origen de la cerámica.

A nivel mundial, se cree que esta técnica nació en la cuna de la civilización; Mesopotamia, y se dice que nació de pura chiripada, como diríamos nosotros, pues no necesitaban más que fuego, tierra y agua.

Técnicas

En nuestro país la técnica empieza a trabajarse entre los años  1500 y 2000 a.C, las primeras pruebas están plasmadas en figuras referentes a las primeras culturas.

Y en la llegada de los españoles, esta es otra de las cosas que los dejo sorprendidos.

Porque en la época prehispánica ya se tenía totalmente dominada esta técnica, no se veían solamente en los utensilios. También era ocupada para crear figuras de culto o incluso para decoraciones.

Es notorio que supieron aprovecharla muy bien, otro ejemplo de ello de años un poco más cercanos es la preciosa talavera poblana.

Declaración por la UNESCO

Esta comida prehispánica es declarada Denominación de Origen Protegida y hace no mucho, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Para finalizar, ¿Dónde se cultiva más el frijol? La gran mayoría de los estados tienen cosechas de frijol porque es un alimento muy flexible a los suelo, pero Zacatecas es el líder en la producción de esta leguminosa.

19. Tequesquite

Tequesquique

Probablemente este sea un total desconocido para ti, así que vamos a empezar con ¿Qué es el Tequesquite? En los mercados puedes encontrarlas en una forma de piedras, esta se tiene que desvanecer con agua y funcionaba como sal natural para la comida prehispánica.

Así es, nuestros antepasado la usaban para salar la comida prehispánica. Del mismo modo, también lo utilizaban para ablandar el frijol y la calabaza.

Las etnias que aún prevalecen en nuestro país han encontrado otras formas de uso para este ingrediente.

Por ejemplo, se puede quemar la piedra para hacer un té si tienes dolor de panza, si tu comida se está echando a perder puedes lavarla con este ingrediente.

Y si estás sufriendo de empacho lo puedes utilizar como pomada y untarlo en tu estómago.

También nuestros ancestros la usaban como algo más que un ingrediente, se dice que con ella podían lavar su ropa y su cuerpo, ayudaba a alimentar a los animales y para darle cierta esponjosidad a los tamales.

Asimismo, su lugar de origen de le debe al Lago de Texcoco, ya que en este lugar es normal que sus niveles de agua no sean estables, así que cuando este baja le da origen al tequesquite.

Recetas de cocina prehispánica para el tequesquite

Son muchísimas las recetas de cocina prehispánica que puedes hacer utilizando este ingrediente, incluso los expertos aconsejan sustituir la sal por este.

Yo te daré una que es el atole de piña con tequesquite; muy sencilla y muy refrescante.

  • Piña natural madura
  • 1/2 litro de agua
  • Agua extra para disolver
  • 1 litro de leche
  • 1/2 taza de azúcar blanca
  • 1 piedra de tequesquite
  • 250 gr. de masa de maíz nixtamalizado (lo puedes pedir en las tortillerías)

Vas a colocar muy poquita agua en un vaso para meter la piedra del tequesquite, vas a dejarla ahí hasta que se disuelva.

Mientras ve pelando tu piña y quítale el centro, un consejo que te doy es que tiene que estar realmente madura, o tu atole terminara sabiendo a pura masa.

Ahora vas a cortarla en cuadros, esto es para te sea más fácil licuarla, igual vas a apartar un pedazo y vas a cortarlo en cubitos muy pequeños. La vas a licuar junto con el ½ litro de agua y posteriormente vas a colarla en una olla.

Tienes que llevar esa olla a la estufa e irla calentado a fuego bajo, le agregarás tus cubitos de piña y la taza de azúcar.

Consejos de  preparación de las recetas de cocina prehispánica del tequesquite

Deja que se vaya haciendo lo anterior y mientras hay que preparar la masa de maíz nixtamalizado, aquí tienes dos opciones.

Hacerla con las manos e irle agregando agua hasta que esté lista, o mete prepararla rápidamente en la licuadora.

Cuando tu agua de piña ya este hirviendo, agrega una cucharadita de agua del tequesquite y también tu masa de manera colada.

Tienes que irle moviendo con una cuchara de madera hasta que te quede espeso. Pruébalo y si ya no sabe a masa, puedes agregarle la de poco a poco leche.

Vas a irle moviendo cada chorrito; y listo. Ahora déjalo reposa un ratito para que agarre una lista consistencia y te darás cuenta que el tequesquite le da un sabor muy especial.

20. Sopa Azteca

Sopa azteca
Comida prehispánica mexicana con maíz

Cerramos este listado de comida prehispánica con broche de oro y con uno de mis favoritos. También llamada sopa de tortilla.

Es originaria del estado de Tlaxcala, y no es de sorprenderse, pues el significado de ese estado es lugar en donde abundan las tortillas.

Esta sopa es una mezcla de ingredientes europeos y mexicanos, ya que los españoles trajeron a nuestro país su técnica para hacer sopa y los tlaxcaltecas hicieron el aporte de su creatividad y claro, las tortillas.

Mientras tanto, la tortilla es el ingrediente más antiguo de este platillo. La leyenda del origen de la primera tortilla dice que es creada a partir de la combinación de algunos granos y maíz para ser ofrecida a un rey maya como forma de regalo.

Igualmente que otros platillos, este también tiene picante, y para nuestros ancestros el chile representaba algo muy sagrado.

Así que deciden crearle muchos cultivos para que nacieran muchas variedades, al igual que encuentran la forma de siempre incluirlo en sus comidas.

Receta

Para ya no hacértela de emoción, te daré unas de las recetas de cocina prehispánica más tradicional de la comida prehispánica, es muy sencilla y rápida ¿Cómo se hace la sopa de tortilla? Esto es lo que necesitas:

  • Caldo de pollo (recomendable hacer en casa)
  • Tomate maduros
  • Cebolla blanca
  • Dientes de ajo medianos
  • Aceite vegetal
  • Rama de epazote pequeña
  • Tortillas de maíz (cortadas en tiras finas)
  • Chile pasilla, cortado en aros
  • Sal y pimienta al gusto

En primer lugar, harás uso de tu comal para asa los tomates, los dientes de ajo y la cebolla. Retirarás hasta que al tomate le salgan burbujas y aguas con el ajo, pues este se calienta muy rápido.

Vas a pelar tus tomates y los vas a licuar justo con el ajo y la cebolla, si es necesario agrégale un poco de caldo pollo para que te quede una tipo salsa.

Ahora en una olla calienta un poco de aceite a fuego bajo, agrega lo que acabas de licuar cocínalo hasta que comience a hervir, notarás que cambia su color.

Deja que siga cocinándose a un fuego bajo unos 5 minutos, una vez pasado esto agrega tu caldo de pollo y sube a fuego medio; espera a que empiece a hervir para agregar tu rama de epazote y la sal y pimienta; después vuelves a calentar a fuego bajo unos 10 o 12 minutos.

El toque final

Pasemos a las tortillas, en un sartén con suficiente aceite vas a sofreír tus tiras hasta que estén doradas. No las vayas a amontonar y cuando termines seca el exceso de aceite.

En el aceite restante sofríe las tiras de chile pasilla, revísalas constantemente para que no se quemen. Una vez que estén crujientes, retíralas y reserva.

 Ahora fríe en el mismo sartén los aros de chile pasilla que servirán de guarnición. ¡Listo! Disfrútala y sirve en un plato hondo.

¿Qué es la cocina prehispánica?

Algo único y especial de nuestra gastronomía es el resultado de choques de culturas provocada por la conquista.

Pero sin duda alguna nuestra cocina nativa tiene mucho que aplaudirse.

Y bueno, para mí, es un conjunto de técnicas muy creativas que surgieron a partir de las necesidades para alimentarse.

Y que con el paso del tiempo los mismos indígenas le dieron un significado más profundo y humano a la comida prehispánica. Mismo que ha perdurado hasta nuestros días.

Cuéntame en los comentarios cuál comida prehispánica recetas es tu favorita y cuál de estas desconocías que tenían un origen tan antiguo.

Escrito por: Mafer Mosqueda

Apasionada de leer, escuchar y transmitir grandes historias. Fan de la cultura y gente de mi país. Turismóloga de pies a cabeza. Disfruto charlar con mis personas favoritas mientras compartimos una buena comida, conocer lugares que dejen huella en mí y oír música hasta cansarme.

comida tipica de campeche

Comida Típica de Campeche: 12 opciones para paladares exigentes.

playas de cancun

Playas de Cancún: Las 12 mejores y más famosas