in

Museo Británico: ¿Qué ver ahi? 12 imperdibles.

Entre la historia, la arqueología, la etnografía y el arte, el Museo Británico de Londres se ha posicionado en uno de los más visitados del mundo

Así que, si viajas a Londres, o simplemente quieres visitar una de las instituciones más valoradas del mundo, no dudes en visitar el Museo Británico.

¿Sabías que aquí puedes ver algunas momias verdaderas de Egipto? E incluso una que aún conserva su cerebro!

¡ Que impresión !

Pues, este museo desde su apertura no ha cerrado sus puertas, excepto por las dos guerras mundiales, y desde aquí pasa de tener cientos de visitantes a millones en los últimos años.

Te invito a visitar un poco de él conmigo, y quédate que aquí te contaré los 12 verdaderos imperdibles y mucho más.

1. Mausoleo de Halicarnaso

museo-britanico
El Mausoleo fue construido para el gobernante de la ciudad de Halicarnaso, hoy Turquía.

No te puedes quedar sin conocer los restos de lo que era la última de las seis maravillas del mundo antiguo que ya desaparecieron.

Por ende, el tamaño de estos restos, o esculturas, nos dan una idea de las dimensiones que podría haber llegado a tener el lugar.

Es más, solo las dos esfinges miden casi los 3 metros.

Siendo así se sabe que el mausoleo estuvo de pie en todo tipo de invasiones, entre persas, romanos, bizantinos, árabes y más.

Sin embargo, para el siglo XIX, las ruinas quedaron enterradas y nadie podría identificar el lugar donde una vez este monumento estuvo.

Pero, un día, el excavador Charles Thomas Newton logró sacar a luz los restos, que hoy en día posan en el Museo Británico.

Hay que tener en cuenta que este mausoleo fue construido para el gobernante de la ciudad de Halicarnaso (lo que actualmente es Turquía) y su esposa Artemisa II.

Y si te preguntas, pero finalmente ¿Qué pasó con el Mausoleo de Halicarnaso?

Como te comenté anteriormente, el mausoleo soportó las invasiones y la destrucción de la ciudad por parte de Alejandro Magno, pero finalmente un terremoto fue quien logró destruirlo. 

2. Piedra Rosetta: uno de los objetos más visitados del Museo Británico,

La Piedra Rosetta lleva ese nombre porque se encontró cerca de la Cd. de Rashid

Una de las imperdibles del Museo Británico, y de las más famosas es la Piedra de Rosseta.

Sin decir mucho, es un bloque de una piedra llamada granítica que tiene un peso alrededor de 760kilos.

En efecto, es un elemento clave que dio el último paso para poder descifrar los jeroglíficos egipcios.

Pues, en 1799, se descubrió por un destacamento militar francés, en la ciudad de Rashi y se puede deducir que la tallaron en el año 196 antes de cristo.

Como verás, es una pieza de gran importancia histórica, y es uno de los objetos más visitados del museo.

Tanto así que es sometida a labores de conservación constantemente.

Si quieres saber ¿Qué importancia tiene la Piedra Rosetta en el conjunto de las colecciones del Museo Británico?

En definitiva, es el elemento Estrella de este Museo de Londres, ya que en ella está tallado el decreto del rey Ptolomeo V, el cual aparece en tres escrituras diferentes:

Jeroglífico, demótico y griego, dando así paso a que el idioma del Antiguo Egipto fuera descifrado por primera vez.

3. Partenón de Atenas

partenon-de-atenas
La pieza exhibida corresponde al frontón oriental del Partenón

Si eres un amante de los griegos y su historia, el Museo Británico de Londres contiene una extensa selección de todo tipo de elementos de esta cultura.

Entonces, sin duda alguna, la mayor referencia es El Partenón de Atenas, un magnífico edificio en homenaje a la diosa Atenea y la joya principal de la capital griega.

Ahora bien, el museo contiene de uno de los frontones (Casi completo) de esta estructura.

En concreto, es el frontón oriental que iba en la corona del Partenón, con una figura triangular, destacando las figuras de Atenea y Zeus.

Pero también te encontrarás con los mármoles del Elgin, una extensa colección de mármoles que proceden claramente del Partenón.

Ya verás, que estas estructuras son expuestas con un fondo de color rojizo para poder destacar su relieve y poderles dar un tipo de movimiento.

En todo caso, el monumento como tal se vio afectado por la guerra entre Venecia y los otomanos, recibiendo un disparo de cañón causando una explosión.

Es por esto que ahora el templo es una zona de ruinas.

Pero no te preocupes, que aquí en el Museo Británico podrás observar partes de lo que fue este gran monumento reconocido mundialmente y de gran importancia histórica.

4. Serpiente Azteca: un pedazo en México en el museo Británico

serpiente-azteca-museo-britanico
La famosa serpiente sorprende por estar prácticamente intacta

Llamada también como la serpiente de dos cabezas, es otra de las piezas más visitadas del Museo Británico.

Como tal, la serpiente es un pectoral que oscila entre los años 1,400 d.c y 1,521  y pertenece al arte de América precolombino, específicamente del arte azteca.

De hecho, este pectoral es en forma de serpiente bicéfala, es decir, que la serpiente tiene dos cabezas, una a cada lado y está cubierta por placas de turquesa.

Siendo así, esta pieza forma parte de rito religioso destinado a Quetzalcóatl, el cual es un estudio complejo por la falta de información.

Aunque no se sabe cómo la serpiente abandono México, se cree que alguna vez formo parte de los bienes entregados al conquistador Hernán Cortés, por el gobernante Moctezuma.

No obstante, fue hasta el año 1,894 que fue adquirida por el fondo Christi para este museo de Inglaterra.

Sin lugar a dudas esta obra destaca una belleza inigualable y hay que resaltar que está prácticamente intacta para la cantidad de años que tiene, increíble, ¿no crees?

5. Estandarte de Ur

estandarte-de-ur
El estandarte de Ur tiene 4600 años

Aunque no me lo vas a creer, esta pieza proviene de la antigua ciudad de Ur, lo que es hoy en día Nasiriyah en Irak.

Es un artefacto sumerio (Una de las primeras civilizaciones de la Mesopotamia), que data en el tercer milenio antes de Cristo.

En sí, es una caja de madera hueca, que tiene alrededor de 4,600 años, y en su exterior cuenta con mosaicos representando la guerra y la paz.

Sin embargo, del estandarte como tal solo se consiguieron fragmentos, los cuales hoy podrás ver en el Museo Británico.

Hay que tener en cuenta que su propósito original sigue siendo un enigma, esta pieza fue encontrada en una tumba real junto al esqueleto de un hombre que fue sacrificado durante un ritual.

Eso sí, reconstruido a la mejor suposición de cómo era anteriormente.

Pero ¿Qué representa el estandarte de Ur?

Primero que todo, en la “Cara de la guerra” se supone que el tema está basado en una victoria militar. Podrás observar, soldados, prisioneros y algunas armas como hachas y lanzas.

Y por último, “Cara de la paz” que representa la cena de un banquete durante un desfile de animales y tributos.

En fin, una fuente de información muy valiosa para conocer características de la época y como no, un artefacto muy bonito para apreciar.

6. Monumento de las Nereidas: uno de los favoritos del Museo Británico

monumento-de-las-nereidas
Las nereidas eran ninfas de la mitología griega

No te puedes perder el edificio sepulcral, de carácter funerario, que fue descubierto en la antigua ciudad Licia de Janto, en lo que hoy en día es Atalaya en Turquía.

Pues sí, se trata de una tumba que construyeron más o menos en el 390 a.C para el gobernador de la antigua ciudad (Albinas)

Pero no es hasta 1840 que fue trasladado al Museo Británico, en donde se realizó una misión para reconstruirlo

Por consiguiente, en la sala 17 de la planta baja, en la sección de la Antigua Grecia del Museo, podrás observarlo.

En efecto, podrás ver las estatuas ubicadas entre las columnas, las cuales se cree que representan a las Neridas.

Que por si no sabías, son las ninfas de la mitología griega que existían para ayudar a los marineros en los viajes cuando una fuerte tormenta se les presentaba.

Finalmente, aquí puedes ver las influencias griegas y persas que reflejan la época.

Y para que quedes con la boca abierta, se trata del punto de partida de la evolución arquitectónica-funeraria, siendo el primer ejemplo conocido de una tumba con monumento.

7. Ajedréz de Lewis

museo-britanico
Las piezas de este ajedréz están hecgas de colmillos de morsa y ballena

Encontrado en una isla del oeste de Escocia, en el año 1831, es una de las pruebas más valiosas que existe desde la época medieval este juego.

En resumidas cuentas, es un tablero que contiene piezas hechas en marfil de colmillo de morsa y algunas se cree que de dientes de ballena.

También cabe recalcar que, las figuras tienen los rasgos y formas de los humanos, no siendo las representaciones tradicionales del ajedrez.

Además, es la primera vez que se veía la representación del marfil más antigua.

¡De hecho! Si alguna vez viste Harry Potter o eres un “Potterhead” amarás que esta pieza sirvió de inspiración para las partidas en el comedor de Hogwarts.

En fin, otro de los imperdibles durante tu visita al Museo Británico.

8. Momia de Katebet: de las piezas más impactantes del Museo Británico

momia-de-katebet
Sorprende que la momia de Ketabet mantiene su cerebro

¿Sabías que en Londres puedes ver momias de verdad?

Traídas desde Egipto, el Museo Británico tiene una sala exclusiva para ellas y podrás verlas desde muy cerquita.

En específico, la momia de Katebet reposa sobre su sarcófago desde hace 3,000 años aproximadamente.

Ahora bien, ella era una mujer que vivió en Thebes, su cuerpo reposa en capas y capas de ropa y una máscara que cubre su cabeza con una peluca muy bien elaborada.

Además, en sus manos usa anillos reales, los cuales se dice que estos eran sus favoritos.

Pero lo más loco de todo, es que cuando el museo la obtuvo, se realizaron pruebas con un scanner y descubrieron no solo que era una mujer anciana, sino que aún conservaba su cerebro.

¡Si su cerebro!

Pero no era una práctica común, ya que a todas las momias se les removía de la cabeza, pero, esta aún lo conserva.

Así que algo más que añadir a tu lista de visita al Museo Británico Londres

9. Busto de Ramses I

busto-de-ramses-I
El busto de Ramsés I pesa más de una tonelada

El Busto de Ramsés I es una estatua monumental del antiguo Faraón (Ramsés I) quien gobernó por más de 50 años.

Este artefacto llega a Inglaterra en 1816, como una de las primeras piezas de Egipto.

No me vas a creer, pero pesa más de una tonelada, así que te podrás imaginar que su trayectoria hasta Londres debió ser muy complicada

Pues, finalmente fue un experto en hidráulica quien se encargó de trasladarla con un sistema de troncos utilizando al Nilo como aliado.

En resumidas cuentas, este faraón supo expresar el poder a través del arte, y fue el quien mando a crear construcciones a lo largo del valle del Nilo.

De hecho, hay un monumento que se destaca, que justamente es su propio templo funerario en el occidente de Tebas, llamado hoy en día Rameseo.

En fin, una estatua imperdible del Museo Británico para poder comprender un poco del arte en Egipto y deslumbrarte tanto con su gran tamaño 

10. Vasijas Chinas de David: porcelana china en el Museo de Madrid.

vasijas-chinas-de-david
Fue David Percival, banquero y coleccionista quien donó al Museo Británico estas piezas de porcelana

Hay que tener en cuenta que como tal, el Museo Británico contiene una colección de más o menos 1700 piezas de cerámica china, la mayoría de porcelanas.

Pero, las vasijas chinas, o coloquialmente conocidos como los jarrones de David, son dos de las piezas más conocidas de cerámica de esta parte del mundo.

En definitiva, son muy interesantes, ya que puedes conocer la fecha, el autor, y la razón de su creación a través de una leyenda que describen todo.

Se dice que fueron creadas por Zhang Wenjin para ponerlas en un templo Daoísta en 1351, pero, finalmente, el coleccionista David Percival las donó años más tarde a este museo de Londres. 

Debo señalarte, que en ellas puedes ver un dragón, el cual es la figura simbólica del cielo y tierra en la filosofía antigua

Como también, una ave fénix en el cuello de las vasijas representando el renacimiento.

11. Sarcófagos de Henutmehyt

museo-de-londres
Henutmehyt fue una sacerdotisa egipcia del Dios Amón que según la leyenda revivió a los muertos

Si te preguntas, ¿quién fue Henutmehyt?, y ¿en dónde puedes ver su sarcófago?, aquí te traigo la respuesta.

Posado en el Museo Británico, Henutmehyt, la mujer en el sarcófago, en su momento era una sacerdotisita, cantora de Amón en el Antiguo Egipto.

Todo esto se sabe gracias a los objetos encontrados junto a ella en la tumba

Es decir, vivió durante la dinastía XIX, probablemente durante el reinado de Ramsés II.

Principalmente, la conocían por su tumba en general, pero especialmente por el bello sarcófago de color dorado en forma humana.

Tanto así que el ataúd interior está cubierto por hojas de oro, una peluca elaborada y los ojos y cejas que sobresalen.

Claramente, el uso de oro y la calidad artística llegan a indicar que era una mujer con poder o rica, ya que literalmente fue enterrada como una princesa.

Incluso, sus manos están representadas en 3D, con volumen, y sus dedos están cruzados.

Cabe destacar que el sarcófago representa la belleza de su juventud, tratando de dar una imagen caracterizada de lo que ella fue en su vida.  

12. Cúpula de Norman Foster: la belleza de cristal del Museo Británico

museo-britanico-londres-inglaterra
Museo Británico Londres, Inglaterra

El Museo Británico cuenta con un gran espacio central llamado el Gran Atrio, siendo este una planta circular que se destaca por la cúpula central

Imposible que al entrar al museo te pierdas esta hermosa Cúpula de cristal y acero que llegó a costar 27,000 millones de pesetas.

En ella hay en promedio 3,300 paneles de vidrio, y cada uno de ellos tiene un tamaño diferente.

Es por esto que si eres fan de la arquitectura, te aseguro que esta obra de Norman Foster te va a encantar.

En definitiva, uno de los hitos del proyecto de regeneración que enlaza las zonas universitarias, con el museo y la espectacular Sala de Lectura de la British Library.

¡OJO! Un lugar que no puedes dejar por desapercibido y aprovecha también para la visita a la librería.

¿Cómo visitar el museo Británico?

museo-de-londres
Foto: Francesco Gasparetti

Ubicado en pleno barrio de Bloomsbury, en el centro de la ciudad, es en donde está el Museo Británico.

Para llegar a él, en realidad es bastante sencillo, ya que todos los medios de transporte público te pueden dejar en la estación más cercana.

¿Cuánto cuesta entrar al Museo Británico?

Seguro te alegrarás con la gran noticia de que su entrada es totalmente gratuita.

Pero eso sí, te recomiendo que aproveches para pagar una visita guiada, ya que te dará una experiencia completamente diferente.

Tras acceder al museo, llegarás al patio interior, la cual es la mayor plaza cubierta de todo Europa y seguro te deslumbraras con las 2 plantas grandes llenas de salas que puedes visitar.  

Ten en cuenta que los horarios de visita del Museo británico en Londres son todos los días de la semana, desde las 10 am hasta las 5 pm.

Breve Historia del Museo Británico

informacion-sobre-el-museo-britanico
Fue el primer museo nacional público del mundo

En el año de 1759 abre sus puertas el Museo Británico, que poco a poco comenzó a adquirir diferentes colecciones

Por esto, con el tiempo, se decide construir un edificio acorde a las necesidades. Finalmente, las colecciones iban en aumento.

Siendo así, en 1852 se inaugura el edificio actual, el cual cuenta con una fachada muy característica del estilo neoclásico.

Sin embargo, su origen como tal se da gracias la colección privada de Sir Hans Sloane, un médico que a través de su vida había recolectado más de 70,000 objetos.

Entre ellos libros, manuscritos, especímenes naturales, obras de Alberto Durero, antigüedades y material etnográfico. 

Hay que tener en cuenta que antes, también el Museo de Historia Natural y la biblioteca eran parte del Museo Británico, pero ya hoy en día cada uno tiene sus propias instalaciones.

¿Sabías que fue el primer museo nacional público del mundo?

También cabe resaltar, que gracias a la piedra roseta mencionada con anterioridad, este museo hoy en día tiene el nivel internacional y es uno de los más visitados del mundo. 

Consejos para visitarlo

El Museo Británico es uno de los más visitados del mundo

Ya con una buena información sobre el Museo Británico y viendo un poco que nos podemos encontrar por allí, aquí les dejo algunos consejitos para la visita.

  • Pide una audioguía o un guía, para que tu visita sea mucho mejor, de hecho imprescindible si quieres profundizar sobre sus colecciones.
  • Ten en cuenta, que cuando hay exhibiciones temporales especiales, habrá mucha más gente de lo normal, considéralo en tu visita.
  • Es importante que sepas que no se puede comer o beber dentro de las salas de colección, sin embargo, cuentan con un par de cafeterías y una pizzería, para mantener la barriga feliz.
¿Cuánto se tarda en ver el Museo Británico?

Pues, en general, para ver lo más importante debes calcular como mínimo una estadía de 3 a 4 horas sin contar el tiempo de espera en la entrada.

Es por esto que te recomiendo ir temprano o cuando haya menos afluencia, ya que en verano puede ser muy tedioso.

Pero, si quieres ver todo lo que ofrece el museo en una sola visita, es imposible.

No puedo dejar de mencionar, la polémica que hay ahora con los países que quieren sus piezas de regreso, Egipto, Roma Y Grecia reclaman que muchas de las piezas fueron robadas de sus países.

Quizá te interese: ¿Qué hacer en Berlín, Alemania? Las 16 máximas atracciones

¿Qué se expone en el Museo Británico?

Una mezcla de colecciones y manifestaciones del saber humano, en donde podemos ver con nuestros propios ojos la historia, el arte, la arqueología y la etnografía juntas.

En fin, un imperdible en tu viaje, así que no dudes ni un segundo en visitarlo.

Nuevamente, ¡gracias, viajero por quedarte conmigo! Nos vemos en el próximo destino.

Escrito por: Manuela Castellanos

Viajera latina, profesional del turismo, dedicada a que el mundo sea tu estilo de vida.

cenotes en merida

Cenotes en Mérida: 7 que no conoces

pinturas de bellas artes

Pinturas de Bellas Artes: Los 7 murales más asombrosos