in

Ampelmann: el hombrecillo celebridad en las calles de Berlín

Berlín es una ciudad en la que se respira historia, en cuyas calles se puede palpar la carga emocional de su pasado. Berlín es un conjunto de memorias y recuerdos que hoy se fusionan con la vida actual de una nación restaurada.

Semáforo Ampelman

Hace algunos años si visitabas esta increíble ciudad, era muy sencillo saber si te encontrabas en la parte occidental o en la parte oriental. Es decir, aunque ya no hay un muro como tal, algo muy peculiar te indicaba en qué lado del Berlín antiguo te encontrabas. 

¡Te estoy hablando de los  semáforos peatonales!

Los semáforos peatonales en la zona occidental (zona controlada por Francia, Estados Unidos y Reino Unido) tenían la silueta de un hombre tradicional. Eran los semáforos peatonales de la zona oriental  (zona controlada por la Unión Soviética) los que llamaban la atención: contaban con un ser muy peculiar llamado Ampelmann.  

Ampelmann en Brandemburgo

¿Quien lo creó?

El famoso Ampelmann (hombre semáforo en alemán) nació en Octubre de 1961 cuando el psicólogo de tráfico Karl Peglau lo introdujo a los semáforos peatonales en la zona de Berlín oriental. A partir de ese entonces, los semáforos para vehículos, fueron complementados con los semáforos peatonales con Ampelmann como personaje estelar.  

Su paso es dinámico

El hombrecillo verde, con sombrero y paso dinámico indica que se puede caminar; mientras que el mismo hombrecillo en color rojo, con los brazos abiertos y piernas juntas indica que hay que detenerse. 

Es una marca registrada

Ampelmann está concebido para ser simpático, llamar la atención de las personas y ser fácilmente reconocido por niños y adultos.

Siga! Alto!

Fue así como el querido Ampelmann  mantuvo su lugar en el paisaje de Berlín.  

El área de color que este hombrecillo robusto (y con cabeza grande) ocupa, ayuda a que sea visible desde lejos.

Después de la reunificación alemana, las autoridades occidentales quisieron erradicar los símbolos de Berlín del este, ¡incluido Ampelmann! Gracias a un movimiento social a favor del gracioso hombrecillo, las autoridades detuvieron su plan para eliminarlo. 

Hoy en día, este peculiar ser se vuelve cada vez más famoso. Está siendo colocado en los semáforos peatonales de toda la ciudad. Así que si hoy visitas Berlín, Ampelmannya no podrá indicarte si estás en la zona occidental o en la zona oriental.

Hoy es el símbolo preferido de los souvenirs de Berlín y cuenta ya con 6 tiendas de recuerdos y un restaurante completamente dedicados a él.

Escrito por viajaBonito

Blog te viajes, turismo y entretenimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 Tus Comentarios

Aldea Rodavento lujo selvático con safari en Jalcomulco, Veracruz

Aldea Rodavento lujo selvático con safari en Jalcomulco, Veracruz

Cenote Dos Ojos: 65 millones de años de aguas cristalinas

Cenote Dos Ojos: 65 millones de años de aguas cristalinas